Archivo de la categoría: Empleo

Obligatoriedad del registro de jornadas laborales

'; echo the_post_thumbnail(array(268,220)); echo ''; } } ?>

Reloj para registro de jornadas

En este artículo semanal de vuestra asesoría en Alicante queremos tratar el tema de la obligatoriedad del registro de jornadas, algo que tienen muy presente muchas empresas pero que consideramos necesario recordar para llevar un correcto registro de esta obligación.

Sigue leyendo

¡Cuidado!, las peculiaridades del RETA

'; echo the_post_thumbnail(array(268,220)); echo ''; } } ?>

7-01

Los regímenes especiales encuentran su argumento “en aquellas actividades profesionales en las que, por su naturaleza, sus peculiares condiciones de tiempo y lugar o por la índole de sus procesos productivos, se hiciere preciso tal establecimiento para la adecuada aplicación de los beneficios de la Seguridad Social” (art. 10.1 TRLGSS). Diferenciaremos entre los regímenes especiales de trabajadores autónomos (RETA), trabajadores del mar (REMAR), de la minería del carbón, de funcionarios públicos y de estudiantes.

Aquí nos vamos a centrar en el RETA, que es el más relevante de todos los regímenes especiales.

El Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) será de aplicación a las personas físicas mayores de 18 años, que realicen una actividad por cuenta propia a título lucrativo, fuera del ámbito de dirección y organización de otra persona, de forma habitual, personal y directa. Art. 1.1 Orden 24 septiembre 1970. El requisito de “habitualidad” viene a referirse a la continuidad en el desarrollo de la actividad, pero hay ocasiones en el que se recurre al montante retributivo en caso de duda.

Los requisitos del campo de aplicación del RETA, entre otros, son:

  • Trabajadores autónomos, sean o no titulares de empresas individuales o familiares.
  • Cónyuge y demás parientes por consanguinidad o afinidad hasta el segundo grado inclusive de los trabajadores autónomos, siempre que colaboren con ellos en la actividad de que se trate sin tener la condición de asalariados.
  • Trabajadores autónomos no empleadores cuyos ingresos dependan en un 75% como mínimo de único cliente del que, por consiguiente, dependen económicamente. (TRADE).
  • Socios de las compañías regulares colectivas y socios colectivos de las compañías comanditarias.
  • Socios de las cooperativas de trabajo asociado, cuando las mismas opten por este régimen especial en sus estatutos.
  • Socios, trabajadores y no trabajadores, de sociedades mercantiles capitalistas cuando posean el control efectivo de la sociedad.
  • Consejeros y administradores de sociedades mercantiles capitalistas que posean su control.
  • Personal de alta dirección, cuando sean además administradores activos o consejeros ejecutivos, y  posean el control social.
  • Aquellos grupos de trabajadores que precisen para el ejercicio de su actividad profesional integrarse en el colegio o asociación profesional respectiva, cuyo colectivo esté integrado en el RETA: administradores de finas y de loterías, agentes comerciales, de la propiedad industrial e inmobiliaria, de seguros, graduados sociales, asistentes sociales, delineantes, economistas, odontólogos, veterinarios, etc.
  • Miembros de los cuerpos de notarios y de corredores de comercio.
  • Trabajadores agrarios dedicados a tareas agrícolas, forestales o pecuarias como medio fundamental de vida.

Se aprecia que la inclusión de colectivos en uno u otro régimen de Seguridad Social puede resultar un poco problemático, por lo que ser recomienda el asesoramiento profesional en caso de duda de un experto en la materia en la que Asesoría Simple-ty, cuanta con dichos expertos.

  .

Sanciones, el poder disciplinario del empresario.

'; echo the_post_thumbnail(array(268,220)); echo ''; } } ?>

Print

Dentro de la subordinación del trabajador que surge de la relación laboral con el empresario, éste dispone de una facultad, el poder disciplinario, que le permite sancionar a los trabajadores sin tener que acudir a la vía judicial, frente a este poder se encuentra el sucesivo derecho del trabajador, donde puede obtener de la vía judicial la revisión de conformidad a Derecho de dicha decisión empresarial.   El Estatuto de los trabajadores en su artículo 1.1 hace referencia al poder disciplinario del empresario respecto a la organización y dirección del trabajador. El empresario puede asegurar su autoridad y el cumplimiento de sus órdenes pero siempre de manera respetuosa y conforme a la ley sin abusar de dicho poder.   El empresario dispone del poder disciplinario y sancionador para poder sancionar a los trabajadores que no cumplan las órdenes laborales. Las facultades que posee el empresario son las siguientes:    
  • Organizar la actividad productiva.
  • Dictar órdenes e instrucciones a cada trabajador en particular.
  • Sancionar incumplimientos contractuales de los trabajadores.
  • Determinar la plantilla de trabajo.
    Estas facultades vienen del artículo 38 de la Constitución Española . El ordenamiento también ofrece un deber de obediencia por parte del trabajador al empresario.   De acuerdo al artículo 58 del ET, los trabajadores podrán ser sancionados por sus incumplimientos laborales conforme a la graduación de faltas y sanciones que se establezcan en las disposiciones legales o en el convenio colectivo aplicable. En este mismo artículo se establecen también las limitaciones de dichas sanciones ya que debe haber una proporcionalidad entre la gravedad de la falta y la sanción.   Como conclusión podemos afirmar que al empresario se le reconoce la capacidad para imponer sanciones menos graves que el despido, pero en cambio, nunca se podrá sancionar a un trabajador con la reducción de la duración del periodo de vacaciones u otra minoración de los derechos al descanso.   Asesoría Simple-ty ofrece un asesoramiento eficaz donde sus gestores se encargan de buscar la mejor fórmula para las empresas y de informar de temas laborales que sean necesarios.  

Ingredientes necesarios de una nómina

'; echo the_post_thumbnail(array(268,220)); echo ''; } } ?>

small

Cuando alguien recibe una nómina no entienden bien la diferencia entre sueldo bruto y lo que realmente le ingresan. Aquí le resolveremos todas las dudas que puedas encontrar.

La nómina se considera el recibo del pago del salario incluyendo la suma de todos los registros financieros del sueldo de los trabajadores, como son, el salario base, las deducciones y las bonificaciones.

La nómina también sirve de justificante del pago, por parte del empresario y del trabajador, de las cuotas a la Seguridad Social, por lo que es un documento importante que se debe guardar.  Este documento puede crearse de distintas formas, pero siempre ajustándose al modelo del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales.

A continuación os explico paso a paso los apartados de la nómina:

Para empezar, en el encabezado, en la parte izquierda aparecen los datos del empresario (nombre, CIF, domicilio social, número de la Seguridad Social), y en la parte de la derecha aparecen los datos del trabajador (nombre, NIF/NIE, número de afiliación a la Seguridad Social, categoría o grupo profesional, grupo de cotización y antigüedad). A continuación se incluyen:

DEVENGOS

  • Salario base: es la parte de la retribución del trabajador fijada por “unidad de tiempo o de obra” sin tener en cuenta otras circunstancias que darán lugar a los complementos salariales.

Dentro del salario base por unidad de tiempo habrá que incluir las dos pagas extraordinarias que legalmente se establecen en el artículo 31 del Estatuto de los Trabajadores (ET), no podrían incluirse en otros tipos de complementos salariales porque realmente son por unidad de tiempo como por semestre o por año. El ET establece que una de dichas pagas se remunerará en las fiestas de Navidad y la otra en el mes que se fije en convenio colectivo o por acuerdo entre el empresario y el representante de los trabajadores.

  • Complementos salariales: serán las percepciones económicas que se suman al salario base por alguna circunstancia que no se habría tenido en cuenta a la hora de fijar el mismo.

Según el art. 26.3 ET  se forman a partir de “circunstancias relativas a las condiciones personales del trabajador, al trabajo realizado o a la situación y resultados de la empresa”.

Los tipos de complementos salariales son los siguientes:

  1. Personales.
  2. Por el trabajo realizado.
  3. Por situación y resultados de la empresa.
  4. Consolidación de los complementos salariales

  • Horas extraordinarias: de conformidad con el art. 35.1 ET son “horas extraordinarias aquellas horas de trabajo que se realicen sobre la duración máxima de la jornada ordinaria de trabajo”.
  • Salario en especie: supone la entrega de productos o de servicios que son valorados económicamente. La cuantía del salario en especie no podrá exceder del 30% de las percepciones salariales del trabajador. (art. 26.1).
  • Percepciones no salariales: son las retribuciones que recibe el trabajador por su relación de trabajo pero no por el trabajo efectivo realizado. Estas retribuciones se fijan en convenio colectivo o mediante negociación del trabajador con la empresa.

DEDUCCIONES

  • Aportación del trabajador a las cotizaciones a la Seguridad Social y conceptos de recaudación conjunta:  por contingencias comunes, por contingencias profesionales, por desempleo, por formación profesional, por FOGASA., horas extraordinarias, fuerza mayor.
  • Las retenciones practicadas como pago a cuenta del IRPF: este porcentaje es variable y depende del importe salarial y de las circunstancias familiares.
  • Anticipos: se deducirán del salario las percepciones recibidas de forma anticipada.
  • Valor de los productos recibidos en especie.
  • Otras deducciones.

Una vez calculados todos los devengos y todas las deducciones podremos saber lo que realmente nos ingresa el empresario. Si después de la explicación sigue con alguna duda tanto trabajador como empresario podrán acudir a la asesoría para que se lo explique detalladamente.

 

Cómo mejorar el Currículum Vitae

'; echo the_post_thumbnail(array(268,220)); echo ''; } } ?>

curriculum

  • ¿Qué es el currículum vitae?

El Currículum Vitae es una presentación escrita que haces sobre tí mismo en la que ofreces, de forma clara y concisa, tu imagen a la empresa a la que quieres acceder para prestarle tus servicios, es decir recoge toda la información imprescindible con la intención de conseguir dicho trabajo.

El currículum es un breve resumen y un esquema donde recoge la mayor información de un sujeto para demostrar que es apto para ese puesto de trabajo.

El principal objetivo es generar una entrevista con el empleador, por ello se redacta de forma clara y precisa para que al empleador le sea más fácil distinguir las características a destacar del trabajador.

  • Estructura

No hay una estructura general para elaborar un curriculum vitae, pero este debe contener los aspectos más destacados tanto de la carrera académica, como de la carrera profesional del empleado y también algunos aspectos de la personalidad.

La estructura debe contener:

Datos personales: nombre y apellidos, lugar y fecha de nacimiento, estado civil, domicilio, teléfono y correo electrónico.

Formación académica: titulación de los estudios realizados, nombre y localidad del centro y la fecha de finalización de los mismos.

Formación complementaria: seminarios o cursos relacionados con la actividad solicitada, incluyendo el nombre de dicho curso, la entidad organizadora, duración de la horas, y la fecha de finalización.

Idiomas: incluir tantos idiomas que conozcas así como el nivel de conversación y la escritura que tienes.

Informática: nombrar los conocimientos informáticos.

Experiencia profesional:  indicar las prácticas en empresa realizadas y los puestos desarrollados anteriormente.

  • Elaboración.

Hay que recordar que el currículum es la única información que la empresa tiene de nosotros por lo que habrá que redactarlo cuidando la ortografía, limpieza y orden de los datos para facilitar la lectura del mismo.

Se deberá escribir la información de forma jerárquica, por ejemplo, primero formación académica, segundo formación complementaria, idiomas, experiencia profesional…

Otras de las formas de que llegue tu currículum a una empresa es dejándolo en la oficina del SEPE, donde ellos ponen en contacto al trabajador que solicita un determinado puesto de trabajo con la empresa que solicita a dicho trabajador.

Una vez puestos en contacto trabajador y empresa, la misma puede hacer uso de los servicios de una asesoría para confeccionar y tramitar el contrato de trabajo.